Lunes 22 Ene 2018

Número 1 estatal en la fabricación de bancas de iglesia

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Comparte este artículo

Imprimir

Escritorios

. Posted in OFICINAS

Orden, brillo y espacio para tu despacho o estudio

Montealbán Maderas y MueblesEl escritorio (del latín scriptorium) es un tipo de mueble especializado para labores de estudio, y también una clase de mesa específica para trabajar con escritos.

Es usado frecuentemente en el entorno de trabajo y de oficina, para leer, escribir sobre él, para usar utensilios sencillos como lápiz y papel o complejos como una computadora.

Los escritorios tienen a menudo uno o más cajones, y el concepto puede extenderse a toda la sala destinada a labores de oficina, pudiendo incluir silla, percheros y otros útiles destinados a recibir visitas, clientes, pacientes, etc.

Historia del escritorio

Montealbán Maderas y MueblesLas primeras las ilustraciones que muestran muebles diseñados y construidos para la lectura y la escritura aparecen el la edad media siendo de uso cotidiano entre monjes calígrafos, los principales difusores de la cultura durante esa época. Estos primeros escritorios consistían en unos pequeños atriles que se colocaban sobre las rodillas o sobre mesas de comedor.

Con la llegada del Renacimiento y la difusión de la imprenta se comienza a generalizar un tipo de mesa específica para labores de escritura y lectura.

Los escritorios del Renacimiento y épocas posteriores tuvieron una estructura más delgada que la mesas anteriores, y con más cajones.

Montealbán Maderas y Muebles

Como elemento determinante del destino para escritorio de las mesas y otros muebles de este período es la presencia de un cajón con tres pequeñas separaciones para alojar un bote de tinta, papel secante y polvo de talco, y, opcionalmente, uno o más espacios para lápices.

Montealbán Maderas y MueblesEl escritorio con las formas que se conocen actualmente nació fundamentalmente en los siglos XVII y siglo XVIII.

El escritorio para ordenador de las últimas décadas es la edición más reciente a una larga lista de formas de escritorio, aunque resulta ser un refinamiento de la mesa de dibujo creada a finales del siglo XVIII.

Montealbán Maderas y MueblesLos escritorios no sólo se utilizan para la escritura, sino que cumplen también la función de guardar objetos, documentos y útiles de papelería, por lo que van provistos de cajones a los costados, que hacen de soporte y dejan en el centro un espacio para los pies.

El uso de la máquina de vapor hizo posible una rebaja de los costes de fabricación en la industria del mueble. A partir de entonces, se fabricaron cantidades limitadas de escritorios de buena calidad para hogares y oficinas de mayor lujo, mientras que la gran mayoría de las mesas se realizaban de forma rápida por mano de obra no cualificada y con uso de componentes estandarizados.

Montealbán Maderas y MueblesAsí, la edad por sí sola no garantiza que un antiguo escritorio sea una pieza de buena calidad, ya que este cambio en la fabricación se llevó a cabo hace poco más que un centenar de años.

La necesidad de almacenar papel y correspondencia impulsó la creación de escritorios más complejos y especializados, como el modelo rolltop, que fue fabricado en serie a finales del s.XIX y principios del S.XX, siendo una variante del clásico escritorio cylinder.

Se proporcionaba una forma rápida y relativamente barata de guardar el flujo cada vez mayor de papel sin tener que ser retirado este al final de la jornada.

Montealbán Maderas y MueblesLos documentos en papel comenzaron a considerar la mesa definitivamente como su "hogar" con la llegada de los archivadores.

La correspondencia y demás documentos eran ya demasiado numerosos y causaban problemas a la hora de ser clasificados, por ello comienza a ser habitual la incorporación de casilleros en un pequeño compartimiento por encima o por debajo de la mesa de trabajo.

Ejemplo de este interés por aumentar la funcionalidad de la mesa de trabajo es el famoso escritorio Wooton. Estos nuevos diseños podían transformarse en diferentes formas y ángulos.